jueves, 2 de julio de 2015

BILLION DOLLAR BABIES


El éxito de "I'm Eighteen", uno de los singles definitivos de los 70 y canción que haría las veces de último clavo en el ataúd donde se pudrirían los restos de la generación hippie, "rescataría" al Alice Cooper Group de convertirse en mero pasatiempo para futuros buscadores de reliquias musicales. Una nota a pie de página en la historia del Rock. Dos años y tres discos después, Alice Cooper eran la banda más grande de América. Era el momento de satirizar la fama, los egos desmedidos, el sexo como tabú, el culto al dinero... mientras se regodeaban -y disfrutaban- de todo ello. Habían alcanzado la condición de "chicos del millón de dólares" y como tal, ejercieron de espejo deformante del Callejón del Gato con su nueva obra: Billion Dollar Babies (1973). Compuesta por el músico canadiense Rolf Kempf (e interpretada por Judy Collins en los 60), "Hello Hooray", es la manera que tiene el grupo de invitarnos al espectáculo que está por comenzar. La orquestación de Bob Ezrin lo convierten en un inicio digno de Broadway. "Raped And Freezin'" nos lleva de viaje por el desierto, de Santa Fe a México (aunque suene a Detroit), para compartir las desventuras de un autoestopista cuyo final, creedme, no querríais compartir. Estamos en el punto álgido del escándalo Watergate, si Nixon ha podido ser presidente, ¿por qué no el candidato Alice? La emblemática y excitante (¡esos vientos!) "Elected" es una apertura de campaña inmejorable. ¡Mayoría absoluta! El tema titular, que contiene un dueto con Donovan (parte del álbum se registraría en los Morgan Studios de Londres), se erige en una de las piezas centrales por derecho propio merced a sus guitarras entrelazadas y a su icónico inicio con la batería de Neil Smith marcando el tempo. El final de la banda estaba más próximo de lo que podría parecer (en nueve meses vería la luz el notable Muscle Of Love, su último elepé) pero ésta aún se guardaba varios ases bajo la manga, ¿acaso alguien sería capaz de juntar la temida visita al dentista con The Who y James Bond como hacen los artífices de Killer en un tema que desprende la magia y locura de "Unfinished Sweet"? Abre la segunda mitad del disco uno de esos temas tan sencillos como inolvidables que eran marca de la casa del guitarrista Michael Bruce, "No More Mr. Nice Guy", gema pop elevada a la etiqueta de clásico instantáneo. Qué decir entonces de "Generation Landslide". Auténtico tesoro a descubrir. Verdadera joya oculta no solo del cancionero del combo sino del rock'n'roll setentas. Por la melodía, la armónica, los puentes, su sonido acústico y su retrato de la vida suburbial y el sueño americano. No en vano recibiría las loas del mismísimo Dylan. El amor conduce los siguientes dos números si bien el primero ("Sick Things") es una morbosa declaración dedicada a los fans de Alice Cooper mientras que la cabaretera y jazzística "Mary Ann" esconde, en forma de balada, una divertida diatriba contra una de sus célebres censoras (impagable el verso final que cambia por completo el sentido de la canción hasta ese momento: "Pensé que eras mi hombre"). "I Love The Dead", morboso, inquietante y divertido himno necrófilo, pone el broche de oro a este circo de tres pistas. Rúbrica a un trabajo que supondrá el culmen del Alice Cooper Group, el clímax del grupo que, marcando un antes y un después tras cuatro obras maestras consecutivas, había cambiado para siempre el rostro del Rock.

8 comentarios:

  1. Acabo de ganar una puja en una subasta por la que me haré con 5 Lps de la banda, éste que comentas incluido. Así paliaré la ignominia de no haber tenido, hasta ahora, ningún disco de ellos en mi colección. Deseando que lleguen.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
  2. Excelente disección de "BDB", Agente. Unos años de locura que culminaría "Muscle Of Love", pero cierto que en lo musical "BDB" ponía las cosas tan altas que ya no habría respuesta posible. De no ser porque 1973 es el año de "Raw Power" sí o sí, Alice Cooper podría estar en el primer puesto. Por cierto, ya que lo nombramos ambos y le pones un notable, tendríamos que sacar a "Muscle Of Love" del armario, ¿no te parece?

    Abrazo, querido Mr. Cooper.

    ResponderEliminar
  3. Maestro artista( por lo menos hasta finales de los 70) y gran lp desde luego

    ResponderEliminar
  4. Deseando que los disfrutes tanto -al menos- como yo, Javier (y de paso que aprezcan algún día en tu espacio). No concibo mi "dieta rockera" sin obras del calibre de BDB, Killer, Love It To Death y School's Out.

    Gracias, Gonzalo. Tengo al ACG en mi top personal de favoritos (y ya puestos -y nada más lejos de mi intención que soltar una 'boutade'- la considero una de las bandas americanas más influyentes de la historia con permiso de Byrds, Stooges, VU, Ramones y Beach Boys). Y, sí, MoL fuera del armario!!! Me sé de alguna bitácora que seguro lo haría de forma inmejorable ;-)

    Para mí, BDB puede mirar de tú a tú a cualquier obra con la que se le compare,Bernardo.

    Saludos y abrazos x3

    ResponderEliminar
  5. Hey Agente, que texto tan soberbio!

    El Alice Cooper Group clásico fue uno de los indispensables de mi adolescencia ,lo que afianzaba mi condición de bicho raro, supongo, ya que el personal melenudo estaba más por Metallica y Iron Maiden pero para mi no había color: Ese rock and roll de piel de serpiente, esos riffs, esa variedad en sus discos... Compartimos gusto por "Generation Landslide" un tema deliciosamente campestre y fresco que a priori uno jamás imaginaria en el cancionero de los de Detroit.

    Veo que llevas tiempo sin actualizar (le dijo la sartén al cazo) please comeback!

    ResponderEliminar
  6. Llevo como medio año topándome con este disco de Alice Cooper, ignorante de mi, nunca me dió por escucharlo, y creo que va siendo hora que me meta de lleno en este clásico del rock. En todo caso, gran reseña Agente. Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lo mejor de lo mejor para tí y los tuyos para 2016 , Agente ; que todo vaya bien .
    Abrazoss!!

    ResponderEliminar
  8. Se te echa de menos, Agente. Espero que algún día vuelvas con una de tus magníficas reseñas. En serio.

    Abrazos.

    ResponderEliminar