jueves, 14 de mayo de 2015

HEART VS. MIND


Agarrarte más fuerte o soltarte la mano; emprender una huida hacia delante o parapetarse en la retaguardia  construyendo un nuevo fuerte; seguir los dictados del corazón o los mandatos de la cabeza. Cuitas vitales y sentimentales que vibran y se agitan en el interior de las once composiciones que dan forma a Heart Vs. Mind (2013), último disco hasta la fecha de ese secreto a voces que responde al nombre de Bryan Estepa. Un Bryan Estepa que podría haber nacido en California pero lo hizo en Australia. Un Bryan Estepa que podría ser Jeff Tweedy pero prefirió ser Bryan Estepa. Un amante de la música cuyo corazón late al ritmo de las canciones de Brian Wilson, Alex Chilton, Paul Westerberg, Simon & Garfunkel o Gram Parsons. Un orfebre, un cantante de voz dulce como la caricia de una madre a su bebé, un compositor cuyas canciones traen la promesa de un reconfortante rayo de sol, de una brisa refrescante sobre nuestra castigada piel. El sincero ofrecimiento de un hombro sobre el que reposar. Unas melodías que se mecen entre guitarras expansivas ("She Vs. Him"), pildorazos power-pop ("Overnight"), íntimas nanas al piano ("Nobody Has To Know"), gemas que tienen el mismo efecto que abrir la ventana para dejar que entre por primera vez la añorada primavera ("Arms Reach", "Seachange") o canciones simplemente para quedarse a vivir en ellas como "(If You Follow) We Just Might Get Near" y "Nothing At All". Todas ellas arropadas por la calidez que desprende la orgánica -"sincera", si se puede aplicar tal adjetivo- producción de su mano derecha, Adrian Deutsch. Y es que pareciera que nada malo puede pasar mientras suena cualquiera de aquellas canciones. ¿Mera ilusión? Seguro. Aunque descorramos la cortina y abramos de nuevo esa ventana. Entornemos los ojos mientras estos se acostumbran de nuevo a la luz del día y respiremos hondo. Una vez más. Egoístas. Así. ¿Lo notas? Pura vida.

8 comentarios:

  1. Precisamente la semana pasada estuve escuchando Vessels. Una gozada el tema de la muestra que has puesto. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el tema que propones, es un disco que tengo en la lista de ineludibles, me anima tu estupenda reseña.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo me quedé en su primer disco, que me encantaba y en su momento comenté en Ragged Glory. Veo que Estepa sigue siendo excelente.

    Un abrazo, Agente.

    ResponderEliminar
  4. Vessels, Heart Vs Mind, All The Bells And Whistles,... con cualquiera de las obras de Estepa se acierta, Johnny.

    Gracias, Addi. Ojalá te guste y te unas a los exégetas de este pequeño gran músico.

    Gonzalo: de momento, ni un paso en falso ha dado el australiano. "All the bells and whistles" es un gran debut, con las influencias perfectas, lo que no recuerdo es leer tu reseña así que para ahí voy.

    Abrazos x 3

    ResponderEliminar
  5. Estepa mantiene un nivel notable en cada nuevo disco ; un artesano/erudito hacedor de muy buenas CANCIONES ; buena entrada Agente , por necesaria ; buen gusto .
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jesus, me imaginaba que Estepa sería muy del Cierzo. Un artesano al que me imagino puliendo siempre la próxima melodía, la próxima canción.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Ni puta idea acerca de la carrera de Estepa, oiga, pero aquí me tiene, bajando el disco; por lo que veo, es muy rollo Rock de raíces, ¿no? Si es así, me convencerá. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pop, rock y folk. Música atemporal, Alex. Espero que te convenza!!!

      Eliminar